Fraile a la carta

¿Qué pueden tener en común un monje navarro, un dominico de turbulento pasado, un bachiller afeminado y una muchacha tan valiente como ardiente? “Fraile a la carta” es disparatada en sus personajes, rigurosa en los acontecimientos, exquisita en sus paisajes y ágil en sus diálogos. Enrico Fortuño, un monje de Fitero perteneciente a una orden monástica residual y ortodoxa, nos llevará de la mano por la Navarra de 1808, en los capítulos previos a la invasión napoleónica y a la toma de Pamplona. Y lo hará con un gran despliegue de inventiva, con el mordaz humor de Mikel Alvira y en medio de una acción desbordada en la que se conjugarán intrigas y persecuciones.