La medida es la persona / DESAFÍO

No hay otra unidad de medida en la que crea más. Solo con la persona como eje, la actividad encuentra razón de ser. Podemos medir, podemos evaluar y calificar, podemos tomar el pulso  con indicadores cuantitativos, podemos recoger los datos en gráficas… pero serán solo eso, datos; solo guarismos si la persona no está presente. 

Creo en la calidad, igual que creo en la Historia, en el Arte, en el aula y la innovación. Creo en la creatividad, por supuesto, y la desarrollo con toda mi energía. Creo en la empresa como creo en el individuo. Creo en todas y cada una de las posibilidades que hemos generado para descifrar el mundo. Pero pienso que solo merece la pena si tomamos a la persona como motivo y conclusión.

Y cuando hablo de persona, hablo de sus emociones y de la gestión de las mismas; hablo de las relaciones y las redes, de las sinergias y de la consecución de la felicidad.


 

Mikel Alvira acompaña a particulares y organizaciones en su gestión del cambio y en el logro de objetivos, usando como herramienta la palabra. Como él dice, “palabras dichas y palabras escuchadas, que por algo soy escritor”. Su pasión por comunicar y su visión del mundo, al que califica de “mundo líquido, excitante y controvertido”, le llevan a participar en foros de decisión y divulgación, siempre con el denominador común de lo humano sea cual sea el tema que aborde.

Es co-fundador del DESAFÍO-ASTOBIZA, formato innovador de jornada inspiradora, desarrollada ya en varias ediciones y con distintos destinatarios. Una experiencia de impacto mediante la que consolidar equipos, divulgar ideas-fuerza, reforzar actitudes y anunciar planes, pero, sobre todo, un camino para inspirar mediante la compartición y la sorpresa.

Si quieres conocer en qué consiste el Desafío, si quieres llevarlo a tu organización, si intuyes que es un mecanismo útil para tus personas… Si quieres saber más sobre Mikel, contar con él, acercarte a su visión, invitarle a tu organización o compartir camino, ponte en contacto mediante comunica@mikelalvira.com. Solo quien se arriesga cruza la mar.