ser embajador

Mikel Alvira es desde hace 2015 EMBAJADOR DE ASTOBIZA TXAKOLINA, colaborando activamente en propuestas que esta bodega lleva a cabo en el campo de la creatividad, como el Desafío Astobiza. No en vano es co-fundador del mismo, junto con  Jon Zubeldia, con quien comparte los principios de innovación que ambos divulgan, con la calidad humana como indicador de éxito. Y es que abanderar una marca es mucho más que airear sus excelencias; es sintonizar, es implicarse, es creer en las personas que hay detrás de ella.

 

Asimismo, ha sido nombrado en septiembre de 2017 EMBAJADOR DE LA FUNDACIÓN PROMETE, participando en la divulgación y reflexión de esta entidad desde su perspectiva de persona implicada con la educación y el talento. La misión de Fundación Promete es promover un mayor y mejor desarrollo del talento de todas las personas, mediante el diseño y realización de proyectos de innovación educativa y social, en cooperación con el resto de agentes sociales, como aportación a un nuevo paradigma de educación vocacional, personalizada e incluyente: La Educación del Ser, y ahí tenía que estar Alvira con su Educación Divergente.