biografía doméstica

0622f69e-8e5b-4c07-8312-46e92b99a404


Pamplona, 1969
Me gusta el chocolate, el vino rico, el verde de mis Pirineos y el gris de mi mar. Pero, sobre todo, me gustan las personas, quizás porque me crié rodeado de niños a quienes los deberes nos preocupaban menos que jugar en la calle.
Un día empecé a correr y llegué a atleta en la época en la que ser runner no era posible porque ni siquiera se usaba este anglicismo. Competí, llegué arriba y entonces comprendí que las letras sí me acompañarían toda la vida, y no los récords en 800 metros.

Mikel Alvira ha alternado durante años el aula (Universidad de Deusto y Enseñanzas Medias) con su vocación como  creador multidisciplinar. Dan muestra de su inquietud sus manifestaciones plásticas, guiones y ensayos, y muy especialmente sus poemarios y novelas.
En paralelo con su labor artística, colabora con varias organizaciones en la gestión del cambio, después de haber pasado por la implantación de calidad (Modelo EFQM), convencido de que “la calidad sin calidez deja de ser calidad”, colocando siempre a la persona como medida del éxito. Si en Educación defiende su teoría de la Educación Divergente, también en la empresa aboga por la exploración, la creatividad y la dimensión humana, aportando su visión del mundo en los foros a los que se le convoca.

Esta intensa apuesta y su capacidad de ilusionar le han llevado a recibir el Premio HEMENDIK 2015 de las Letras por su contribución a la Cultura del Pais Vasco, por hacer que la creatividad vasca traspase fronteras y por hacer “que su sueño haga soñar a cuantos le leen”. Asimismo, en el verano de 2016 ha sido seleccionado como finalista en la propuesta Zeu-Zara-EITB, reconocimiento que otorga la Televisión Autonómica Vasca como influyente en el terreno de la cultura.